La diversidad del nacionalismo económico (segunda parte). Por Eric Helleiner

Print Friendly, PDF & Email
Sun Yat-sen

(Traducción de Gonzalo Soaje, gonzalosoaje@ignaciocarreraediciones.cl)

Sun Yat-sen y el desarrollismo chino

¿Qué hay de las raíces intelectuales del nacionalismo económico neomercantilista chino moderno? En lugar de mirar a List, los académicos de economía política deberían prestar más atención a las ideas de Sun Yat-sen, el famoso líder y pensador chino de principios del siglo XX que surgió de un modesto origen campesino para convertirse en el primer presidente provisional del país después de la revolución de 1911. Varios especialistas han señalado que Deng Xiaoping, el arquitecto clave de la adopción de las políticas neomercantilistas por parte de China después de 1978, había apoyado mucho las ideas de Sun en su juventud y que las reformas económicas de Deng estaban asociadas con la creciente atención china al pensamiento de Sun (Bergère 1994, págs. 1, 414-15; Gregor 2000, págs. 133–7, 154; Godley 1987, págs. 111, 118-19, Pantzov y Levine 2015, pág. 113; Wong 2013, págs. 12-14). Más recientemente, el presidente chino Xi Jinping también ha elogiado el pensamiento de Sun, refiriéndose directamente a sus objetivos económicos para el país y argumentando que el Partido Comunista Chino ha sido fiel defensor de su visión (por ejemplo, Xinhua 2016).

¿Cuáles eran las ideas de Sun sobre el nacionalismo económico neomercantilista? Como en el caso de Carey, los estudios de economía política sobre el nacionalismo económico no son muy útiles para responder a esta pregunta. Su pensamiento recibe poca atención en esta literatura o incluso en los libros de texto de economía política en general. Este punto ciego empírico es parte de una mayor negligencia de los pensadores no occidentales en las discusiones sobre la historia intelectual de la economía política anterior a 1945. En un momento en que muchas otras disciplinas han estado superando el sesgo occidental de su canon intelectual, los libros de texto y la investigación académica sobre economía política han tardado en ampliar las discusiones sobre los fundamentos intelectuales de su campo en esta dirección.

Al igual que el de Carey, el descuido del pensamiento neomercantilista de Sun puede deberse a la opinión de que sus ideas eran meramente derivadas de las de List (por ejemplo, Gerybadze 2019, p. 235). Pero no he encontrado ningún lugar donde se mencione el nombre de List en los escritos de Sun sobre economía política. Los biógrafos de Sun tampoco mencionan a List (por ejemplo, Bergère 1994, Schiffrin 1968). En cambio, destacan cómo las ideas de Sun sobre la economía política fueron fuertemente influenciadas por los primeros pioneros del nacionalismo económico chino que estaban asociados con el movimiento de ‘autofortalecimiento’ que surgió después de la segunda Guerra del Opio de 1856-1860 (p. Ej., Schiffrin 1968, págs. –29; 1989, p. 16, 31-36, ver también Chong 1969, Wei et al.1994, p. 286fn6, Helleiner 2018). El más importante de ellos fue Zheng Guanying, quien comenzó en la década de 1870 a instar la modernización e industrialización económicas lideradas por el Estado como un medio para impulsar la riqueza y el poder de China en el contexto de lo que llamó un nuevo tipo de ‘guerra comercial’ contra Occidente (citado en Wu 2010, págs. 132-3). Estos primeros nacionalistas económicos chinos tampoco se basaron en List, sino más bien en tradiciones intelectuales más profundas del “arte de gobernar” y “legalistas” dentro de la historia china que compartían algunas similitudes con el pensamiento mercantilista europeo de los siglos XVII y XVIII (Helleiner y Wang 2018).

También es importante reconocer cuán diferentes eran las ideas de Sun de las de List. Para empezar, como Zheng y otros nacionalistas económicos chinos anteriores, Sun era mucho más optimista sobre las perspectivas de modernización e industrialización económicas lideradas por el Estado en China que la evaluación eurocéntrica de List. Desde el comienzo de su carrera política a mediados de la década de 1890, Sun expresó una fuerte creencia en la capacidad de China para ponerse al día con la ‘riqueza y el poder de las naciones europeas’ rápidamente si su gobierno adoptaba el tipo correcto de políticas activistas (Wei et al. 1994, p. 4). Desde la perspectiva de Sun (1928, p. 53), la promoción del desarrollo económico de China era de vital importancia para poner fin a la creciente “dominación económica” extranjera de su país que había comenzado con las Guerras del Opio.

Al igual que los legisladores chinos contemporáneos, Sun también fue más allá de List al combinar su deseo de impulsar la riqueza y el poder chinos en el mundo con un compromiso con los valores de estilo socialista a nivel nacional. Basándose en el pensamiento chino clásico, expresó esto como un compromiso para promover el “sustento de la gente”, un concepto que vinculó con las ideas de “socialismo” y “comunismo” (Sun 1928, págs. 364, 428). Consideró la industrialización como clave para poner fin a la “condición miserable del proletariado chino” e insistió en que el Estado chino tenía que asegurarse de que este proceso se llevara a cabo de una manera que evitó los tipos de desigualdad doméstica y tensiones de clase que había presenciado en Europa de primera mano en la década de 1890 (Sun 1922, p. 198, ver también Schiffrin 1968, p. 137).

Sun también pidió al Estado que desempeñe un papel mucho más activo en la promoción de la modernización económica y la industrialización que List. Además de respaldar la protección arancelaria para dar a las ‘industrias nativas la oportunidad de desarrollarse’ (Sun 1928, p. 41), Sun describió planes de desarrollo extremadamente ambiciosos para que el gobierno chino los lleve a cabo en su importante libro El desarrollo internacional

de China (publicado inicialmente en 1920). Instó a las autoridades chinas a apoyar a las empresas estatales que podrían ayudar a fomentar una enorme cantidad de proyectos de desarrollo en todo el país que promuevan la industria moderna, la mejora agrícola, el desarrollo de recursos, la infraestructura y la urbanización (Sun 1922). En palabras de William Kirby (2000, p. 138), el plan de Sun representó “el primer intento de diseñar el desarrollo económico integrado de una China unificada … sigue siendo el más audaz y memorable de los programas de desarrollo nacional”.

La visión de Sun en ese libro se ha invocado de manera prominente en la era posterior a 1978. Por ejemplo, la historiadora Marie-Claire Bergère (1994, p. 415) informa que las iniciativas del gobierno chino, como la construcción del nuevo puerto y distrito financiero en Pudong en Shanghái, “se presentaban regularmente como la realización de un plan descrito por Sun Yat-sen en El desarrollo internacional de China’. Cuando Xi Jinping señaló que el Partido Comunista de China había defendido los objetivos económicos de Sun, también se refirió directamente al libro de Sun de 1920. De hecho, en su discurso de apertura de 2016 que marcó el 150vo aniversario del nacimiento de Sun Yat-sen, Xi se jactó de que la China moderna no solo había cumplido los objetivos que Sun describió en ese trabajo, sino que los superó y enfatizó la necesidad de ‘continuar la búsqueda de una China rejuvenecida con la que él [Sun] había soñado’ (citado en Xinhua 2016). (5)

Sun también se apartó de List al asignar al Estado un papel clave en la gestión del capital extranjero. Al igual que el liderazgo chino desde 1978, argumentó enérgicamente que las ambiciones de desarrollo de China no podrían realizarse sin el apoyo financiero externo. Pero también era muy consciente de la naturaleza controvertida de los préstamos y las inversiones extranjeras dentro de China durante su época. Para asegurarse de que el capital extranjero satisfaga las necesidades de China, insistió, al igual que los políticos chinos desde 1978, en que el Estado chino gestione los préstamos externos con cuidado. En El desarrollo internacional de China, Sun también propuso que el Estado chino contrate préstamos con un nuevo tipo de institución pública multilateral – en lugar de financistas privados – para ayudar a garantizar que los flujos financieros internacionales sirvan a los objetivos de desarrollo de China. Esta propuesta innovadora anticipó el extenso endeudamiento chino con el Banco Mundial después de 1978 (Helleiner 2018).

Finalmente, Sun combinó su nacionalismo económico con la idea de que China tendría que “asumir una gran responsabilidad hacia el mundo” a medida que ascendiera en el poder (Sun 1928, p. 147). Vinculó esta noción a las concepciones tradicionales confucianas de China como una potencia tributaria benévola en la región de Asia oriental. Como dijo Sun en sus conferencias de 1924 sobre los Tres Principios del Pueblo, “Solo si” rescatamos a los débiles y levantamos a los caídos “estaremos cumpliendo con la obligación divina de nuestra nación. Debemos ayudar a los pueblos más débiles y pequeños” (Sun 1928, p. 147). El nacionalismo económico de List no incluía tal idea. Aquí también hay un paralelo interesante con las autoridades chinas contemporáneas que han asumido un papel de liderazgo cada vez mayor en el apoyo a las iniciativas de desarrollo internacional a medida que aumenta la riqueza y el poder de China. De hecho, en su discurso de apertura en 2016, Xi Jinping citó directamente el pasaje de Sun sobre la necesidad de que China asuma una gran responsabilidad con el mundo mientras prospera y citó su apoyo al desarrollo internacional como ejemplo (Xinhua 2016).

En resumen, hay muchas razones por las que el desarrollismo chino posterior a 1978 sería mejor descrito como una ideología “suniana” que como una ideología listiana. Por supuesto, los paralelos no deben exagerarse. Por ejemplo, Sun (1928) insistió en la importancia de la “democracia” como uno de sus tres “principios fundamentales del pueblo” (junto con “el sustento del pueblo” y el “nacionalismo”). Pero la etiqueta suniana al menos se acercaría más que la listiana a identificar la naturaleza distintiva de la ideología nacionalista económica neomercantilista que es influyente en la China contemporánea. También tendría la ventaja de fomentar una mayor atención a la historia del pensamiento chino sobre la economía política y desafiar la noción de que el desarrollismo chino solo puede describirse a través de un marco de referencia intelectual occidental.

Conclusión

Desde la crisis financiera mundial de 2008, el nacionalismo económico ha ganado mayor relevancia política en muchas partes del mundo. Este desarrollo ha fortalecido los argumentos formulados en la investigación académica sobre economía política antes de la crisis acerca de la importancia duradera de esta ideología y la necesidad de un mayor estudio de la importancia económica del nacionalismo y las identidades nacionales. En este breve artículo, sin embargo, he argumentado que la investigación académica sobre economía política del nacionalismo económico también adolece de algunos puntos ciegos que inhiben la comprensión de las dos vertientes más sistémicamente importantes de esta ideología en los últimos años: las asociadas con el conservadurismo populista estadounidense y el desarrollismo chino. Ambas hebras se pueden describir como

una forma neomercantilista de nacionalismo económico, pero su contenido no encaja bien con la comprensión listiana de esta forma que domina la investigación académica y los libros de texto de economía política.

Más útiles para comprender estos aspectos, he sugerido, son las ideas de otros dos pensadores históricos, Henry Carey y Sun Yat-sen, que han sido bastante descuidados por los estudiosos del nacionalismo económico. A medida que sus ideas se invoquen en la arena política, los académicos y estudiantes de la economía política deberán familiarizarse más con estos pensadores. También he sugerido que estos puntos ciegos empíricos están relacionados con dos puntos ciegos conceptuales más profundos. En primer lugar, aunque los estudiosos han tenido razón al destacar la diversidad del nacionalismo económico más allá de su forma neomercantilista, no han prestado suficiente atención a los diversos orígenes y contenidos del propio nacionalismo económico neomercantilista. En segundo lugar, el descuido del trabajo de Sun también está vinculado a un problema más amplio del sesgo occidental en el estudio de la historia intelectual de la economía política. Si se pueden superar estos puntos ciegos empíricos y conceptuales, los académicos de la economía política estarán mejor posicionados para interpretar estas y otras variedades diversas de nacionalismos económicos que han estado transformando la economía política global contemporánea.

Notas

(5) Para el discurso completo de Xi, ver ‘Conmemorando al Dr. Sun Yat-sen, 11 de noviembre’ (noticias CCTV) en https://www.youtube.com/watch?v=kjDArwFjGDA (Consultado el 28 de abril de 2020).

Referencias

Xinhua, 2016. China marks 150th anniversary of Sun Yat-sen’s birth, stressing national integrity. Global Times, 11 de noviembre. https://www.globaltimes.cn/content/1017462.shtml [Consultado el 2 de mayo de 2019].

Bergère, Marie-Claire, 1994. Sun Yat-sen. Traducido del francés por Janet Lloyd. Stanford: Stanford University Press.

Best, Jacqueline, et al., 2021. Seeing and not seeing like a political economist: the historicity of contemporary political economy and its blind spots. New Political Economy.

Breslin, Shaun, 2011. The ‘China model’ and the global crisis: from Friedrich list to a Chinese mode of governance. International Affairs, 87 (6), 1323–1343.

Buchanan, Pat, 1998. The great betrayal. Boston: Little, Brown and Company.

Carey, Henry, 1858–1859. Principles of social sciences, vol. 1–3. Filadelfia: J.B. Lippincott and Company.

Chong, Key Ray, 1969. Cheng Kuan-ying (1841–1920). The Journal of Asian Studies, 28 (2), 247–267.

Cumings, Bruce, 1999. Webs with no spiders, spiders with no webs. En: Meredith Woo-Cumings, ed. The developmental state. Ithaca, NY: Cornell University Press, 61–92.

Gerybadze, Alexander, 2019. Industrial development strategies in Asia. En: Harald Hageman, Stephan Seiter y Eugen Wendler, eds. The economic thought of Friedrich List. Nueva York: Routledge, 223–244.

Gregor, A. James, 2000. A place in the sun. Boulder: Westview.

Gilpin, Robert, 2001. Global political economy. Princeton: Princeton University Press.

Goldstein, Judith, 1993. Ideas, interests and American trade policy. Ithaca: Cornell University Press.

Godley, Michael, 1987. Socialism with Chinese characteristics: Sun Yat-sen and The International Development of China. The Australian Journal of Chinese Affairs, 18, 109–25.

Hamilton, Alexander, [1791] 1964. Report on manufacturers. En: Jacob Cooke, ed. The reports of Alexander Hamilton, 115-205. Nueva York: Harper and Row.

Harmes, Adam, 2019. The politics of fiscal federalism. Montreal: McGill-Queen’s University Press.

Helleiner, Eric, 2018. Sun Yat-sen as a pioneer of international development. History of Political Economy, 50 (5), 76–93.

Helleiner, Eric, 2019. Varieties of American neomercantilism. European Review of International Studies, 6 (3), 3–17.

Helleiner, Eric, 2021. Neomercantilism: A global intellectual history. Ithaca: Cornell University Press.

Helleiner, Eric y Pickel, Andreas, 2005. Economic nationalism in a globalizing world. Ithaca: Cornell University Press.

Helleiner, Eric y Wang, Hongying, 2018. Beyond the tributary tradition of Chinese IPE. Chinese Journal of International Politics, 11 (4), 451–483.

Helleiner, Eric and Wang, Hongying, 2019. The richness of financial nationalism – the case of China. Pacific Affairs, 92 (2), 211–234.

Henderson, W.O., 1989. Marx and Engels and the English workers and other essays. Londres: Frank Cass.

Hu, Weixing, 2015. China as a Listian trading state. En: G. John Ikenberry, Zhu Feng y Wang Jisi, ed. America, China, and the struggle for world order, 211-44. Nueva York: Palgrave Macmillan.

Huston, James, 1983. A political response to industrialism. Journal of American History, 70 (1), 35–57.

Ince, Onur Ulas, 2016. Friedrich list and the imperial origins of the national economy. New Political Economy, 21 (4), 380–400.

Kirby, William, 2000. Engineering China. En: Wen-hsin Yeh, ed. Becoming Chinese. Berkeley: University of California Press, 137–160.

Lee, Arthur, 1957. Henry Carey and the Republican tariff. The Pennsylvania Magazine of History and Biography, 81 (3), 280–302.

List, Friedrich, [1841] 1909a. The national system of political economy. Traducción de Sampson S. Lloyd. Londres: Longmans, Green and Co.

List, Friedrich, [1841] 1909b. Introduction to the national system of political economy. En: Margaret Hirst, ed. The life of Friedrich List, 287–318. Londres: Smith, Elder and Co.

O’Brien, Robert and Williams, Marc, 2020. Global political economy. 6ta ed. Londres: Red Grove Press.

Pantzov, Alexander con Steven Levine, 2015. Deng Xiaoping. Oxford: Oxford University Press.

Schiffrin, Harold, 1968. Sun Yat-sen and the origins of the Chinese revolution. Berkeley: University of California Press.

Schiffrin, 1989. Sun Yat-sen. En: Chu-yuan Cheng, ed., Sun Yat-sens doctrine in the modern world, 11-51. Boulder:Westview.

Sun, Yat-sen, 1922. The international development of China. New York: G.P. Putnam’s Sons.

Sun, Yat-sen, 1928. San Min Chu I. Traducción de Frank Price; eds. L. T. Chen. Shanghái: The Commercial Press.

Trump, Donald, 2016. Declaring American economic independence, 28 de junio. https://assets.donaldjtrump.com/DJT_

DeclaringAmericanEconomicIndependence.pdf (consultado el 2 de mayo de 2019).

Wei, Julie Lee, Ramon Myers, Donald Gillin, eds., 1994. Prescriptions for saving China. Traducción de Julie Lee Wei, E-su Zen y Linda Chao. Stanford: Hoover Institution Press.

Wong, Charles, 2013. World trends: Sun Yat-sen and The International Development of China. Public Administration and Policy: An Asia-Pacific Journal, 16 (1), 4–14.

Wu, Guo, 2010. Zheng Guanying. Amherst, NY: Cambria Press.

Títulos relacionados: